Sábado 18 de Septiembre de 2021

Hoy es Sábado 18 de Septiembre de 2021 y son las 07:30 Fm LaWapa 96.7Mhz. - lawapa@hotmail.com.ar - fmlawapa.com.ar

21 de julio de 2014

De Zurda

Por José Mayero. Columnista de Mañana Wapa

 La  Facultad  de  Periodismo   de  la  Universidad  Nacional  de  La  Plata, cuya  decana, Florencia  Saintout   es  una  acérrima  ultra  K,   otorga  un  premio  a  la  libertad  de  expresión  y  a  la  comunicación  popular que  lleva  el  nombre  de  Rodolfo  Walsh.  Muchas  de  esas  distinciones    fueron  a  personajes  cuanto  menos  controversiales  ya  que  en  la mayoría  de los  casos,   lejos  están  de  defender  la  libertad  de  expresión,    por  el  contrario  han   tratado  por todos  los medios  de  limitarla  o  directamente  cercenarla.  Ahora,  decidieron  otorgarle  dicha  distinción  a  la  dupla  que  condujo  durante  el  Mundial   el  programa  que  produjo  la  cadena   Telesur, de  la  que  es aportante  la  TV  Pública,  y  que  se  vio  por  la  TV Pública,   De  Zurda.  Una  distinción,  una  vez  más,  cuanto  menos  controversial,  si  tenemos  en  cuenta  que  sus  conductores, por  un  lado   el  relator  uruguayo  Víctor  Hugo  Morales  y  por  el  otro   el  ex 10  de la  Selección,  Diego  Maradona,   son  dos  millonarios  absolutamente   antagónicos  a  la  austeridad  y  a  la  intransigencia  de   Rodolfo  Walsh.   Ninguno  de  los  dos  militaron  para  romper  con   viejas   categorías   aunque   han   enarbolado,   eso  si,  en  forma  unánime,  la   categoría  millones  por  “relatar”.   Tanto  uno  como  el  otro  se   asociaron  a  gobiernos  de cualquier  pelaje   y  color  incluyendo  las  dictaduras,   aunque  con  responsabilidades  diferentes.    Maradona  debutó  en  Boca  y  Morales  como  relator  en  el  fútbol  argentino.  Fue  en  el  año  1981 con  aquel  Boca  maradoniano ,  otra  gran  fiesta  del   fútbol  de  los   militares,  y  que  cierra  la  parábola  del  78  primero,  y  el  juvenil  del  79  después.   Es  público,  Maradona  coqueteó  con  el  poder  de   turno  sin  distinguir   matriz  ideológica  alguna,  fue  desde  alfonsinista,   menemista  a  ultra  K  sin  ningún  reparo  y  se  abrazó  al  presidente  de  la  AFA,  a quién  hoy  detesta  cuando  fue  el DT  de  la Selección.  En  ese  momento  Grondona,  para  el  Diego ,   no  era  todo  lo que  es  hoy,  pero  no   son  las  contradicciones  las  que  pueden  alterar    el  sueño  de  Maradona .  Y   Víctor  Hugo  en  su  Uruguay  natal  compartía  en  plena  dictadura  uruguaya,  partidos  de  futbol,  cenas  y  tangos  en  un   cuartel  militar.  Supo  elogiar  a  la   dictadura  argentina   y   por  eso,  según  el  mismo  confesó,  tuvo  que  pedirles  perdón  mediante  una  carta  a  las  Madres  de  Plaza  de  Mayo.  

 

Desde  aquél  entonces   a  este  presente  Víctor  Hugo   se  ha  convertido  en  un  millonario  que  se  autodefine  como  un  hombre  de  izquierda.  Seguramente  le  debe  gustar  colgar  poster  del  Che  Guevara.  En  su  departamento  de  Nueva  York.  Porque  hay  que   aclarar  que  no  tiene  sus  propiedades  en  Cuba.   País   que  dice  admirar   y visitar   de  vez  en  cuando,  pero  no  tanto  como    Francia,  Italia,  España  o  Estados  Unidos.   Se  autodefine  como  de  izquierda  y   siempre  que  alguien  necesita  tanto  autoproclamarse   como  lo   hace  deja  la  duda  si  su  posición  es  tal.    Se  autodefine  como  progresista  de   izquierda  pero  no  come vidrio:  La  Habana  para  el  relato,  Paris  para  el  placer.   De  política  no  sabe  demasiado,  porque  llegó  muy  tarde   a  su  vida  de  fútbol,  opera,  cine,  teatro  Colon  y  otros  placeres.   Con  tono  de   tragedia   griega  suele  leer   los  papeles  que  otros  le  escriben   sin  que  se  note  que  está  leyendo,  lo  que  para  algunos   es  uno  de  los  secretos  de  la   radio.   Hasta  un  año  después  del  conflicto  por  la  125  entre  el gobierno  y el  campo,  fue  un  militante  y  opositor  acérrimo  a  los  K,  entre  otras  perlitas,  en  su  programa  radial  de  Continental   todas  las  mañanas  entonaban  un  himno  que  se  titulaba  Indeclandia ,  en  irónica  alusión  a  los   zafarranchos  de  Moreno  en  aquel  entonces  sobre  la  falsificación  de  las  estadísticas  públicas.   Según  el  mismo  cuenta,  un   llamado  personal  de  Néstor  Kirchner   explicándole  un  cuestionamiento   que  el  relator  había  sugerido  sobre  la  compra  por  parte  de Kirchner  de  dos  millones  de  dólares   en  plena  crisis  del  2009,  lo  hizo  reflexionar  y  como  un  barrilete  cósmico   dio  un  giro  en  el  aire  de  180  grados  y  desde  entonces  su  mirada, su  posición  policía  hizo  un   click    y  ese  mágico  llamado  de  Kirchner  lo  convirtió  a  la  fe  kirchnerista.  De  su  programa   desparecieron  de  la  noche  a la  mañana  los  himnos  sobre  indeclandia  y  algunos  periodistas  que  no  comulgaban  con  la  nueva   fe  profesada  por  el  relator  tuvieron  que  mudarse  a  otras  iglesias.   Desde  ya  que  toda  persona  puede  cambiar  de  opinión,   de  miradas,  solo  que  es  extraño  que  esos  cambios  se  den  a  la  velocidad  de  la  luz.  Desde  entonces,  con  la  fe  de  los  conversos,  cada  mañana,  es  uno  de  los  más  enfáticos  defensores   del  gobierno  nacional,  sin  medir  si  lo  que  está  defendiendo  puede   ser  o no defendible.   Enceguecido   y  fanatizado   tira  centros  a  la  olla  y  los  relata  muy  bien,  para  que   Amado  Boudou  los  cabecee  como  si  fuera  la   Madre  Teresa  de  Calcuta.  Cada  mañana   arranca  su  programa  poniendo  la  alfombra  roja  para  que  cualquier  miembro  del  gobierno  desfile   defendiendo   cosas   tan   indefendibles   como  la  matriz  corrupta    que  parió  a  los   Jaime,  Lázaro  Baéz  y  compañía.  Hace  muy  bien  el  papel   de  mayordomo  sacudiendo  la  pelusa  sucia  de  los  trajes  de  los  funcionarios.  En  mi  época  de  estudiante  se  lo  reconocía  como  olfa,  en  el barrio  eran  mas  crueles  y  el  encuadre   de  esos  personajes  eran  simplemente   el  de   alcahuetes.   En  última  instancia   es  su  dignidad  y  tiene  todo  el  derecho  a  construirla  como  lo  sienta.  Muchas  personas  piensan  que  rifó  el  capital  más  importante   que  tiene  un periodista,  la  credibilidad   y  lo  demuestran  los  bajos  niveles   de audiencia  de  sus  programas,  que  solo   explican   su  permanencia  por  su  genuflexión   al  gobierno.  Es más,  tiene  todo  el  derecho  a   tratar  de   esbirros  y  otros  epítetos  no  tan  suaves  todas  las  mañanas,  como  lo  hace,   a  sus  colegas  que  no  piensan  como  El  o  son  críticos  de  esta gestión.   Durante  todo  este  tiempo  sus  actitudes,  comentarios,  fueron  un  ataque  sistemático  a  la  profesión    de  periodista,  pero  días   atrás  cruzó  todos  los  limites.   Defender  como  lo  hace  diariamente, lo  indefendible , como  la  corrupción,  puede  ser  aceptable.  Como  se  dice  antes,  es  su   problema,  pero  meterse  con  los  muertos  en  la  tragedia  de  Once  ya  es  inaceptable.  Dedicó  horas  de  radio  y  tv   a   emitir  informes  tendenciosos   para  limpiar  las  manos  de  Ricardo   Jaime  y  los  empresarios  del  momento,  y   de  paso  arrojar  sombras  sobre  la  lucha  de  los  familiares   que  han  perdido  a  sus  seres  queridos.   Si  quiere   que  Ricardo  Jaime  y  el  gobierno  salgan  libres   de  culpa  y cargo  de  semejante  tragedia,  es una  brutalidad  política,  pero   de  última   es  una  elección  y  tendrá  que  rendir  cuentas  por  ellos  ante  el  principal  fiscal  que  tenemos  en  esta  profesión y  es  el  público.   Pero,  como  lo  hizo,  tratar   de  ensuciar   la  lucha  de  los  padres  de  las  victimas   por  la  verdad,  la  justicia,  y  el  castigo  a  los  culpables,  es  intolerable.   María  Lujan  Rey,  madre  de  Lucas  Menghini  Rey ,  el  joven  que  fue  encontrado   muerto  dos  días   después,  y  de  quién  un  funcionario  (iba  a  decir  un animal, pero   me  corrijo,  fue  un  funcionario)  dijo  que  murió  por  ir  en  un  lugar   equivocado,  ante   la  operación  de  Víctor  Hugo,  indignada,  reaccionó  y  dijo  que  sentía  “asco”  ante  los  dichos  y hechos  del  relator.  Sentimiento  que  muchos  compartimos.

 

Morales,  junto  a    Maradona   condujo   durante  el  Mundial,  De  Zurda.   Como   se   detalla  al  principio  de    esta  nota,  la  decana  otorgó  un  premio  a   ambos  personajes  porque  De  Zurda  “recupera  los  sentidos  por  romper  con  viejas  categorías  y  construir  asimismo  un  nuevo  camino  de  producción  y  circulación  de  la  información  y  porque  incorpora  en   una  experiencia  comunicacional    televisiva,  una  visión  latinoamericana”.  El  programa  De  Zurda,  muy  pocas  veces  alcanzó  los  tres  puntos   de  rating,  siempre  estuvo  por  debajo  de  esa  medición.  Trascendió  que   los  contratos  fueron  de un  millón  doscientos  mil  dólares  para  el relator  y  tres  millones  de  la  misma   moneda  para   el  ex10  de  la  selección.   El  negocio  de  ser  bolivarianos   permite   embolsar   a  raudales.

COMPARTIR:

Comentarios